Entendiendo el Duelo y la Pérdida

Es importante que nos esforcemos para que el recuerdo del fallecido no se centre en la forma en que sucedió su muerte, ni en las circunstancias alrededor, en su
mayoría dolorosas y en otros casos traumáticas. En su lugar, pensar en lo que  esa persona significó para nosotros, los buenos momentos que compartimos,
rendirle tributo a su recuerdo como un homenaje a esa relación significaría  reevaluar nuestra vida mejorando nuestra forma de ser, de pensar y de vivir, de
manera que a raíz de esa muerte, la vida que tenemos tenga un valor más grande,  en síntesis, darle sentido a esa muerte.

Asumir la realidad de la pérdida, expresar y compartir a nivel relacional las emociones que produce el fallecimiento del ser querido, reorganizarnos y
adaptarse a una nueva forma de vida, sin la persona fallecida, son en sí las claves que nos permitirán un duelo sin complicaciones y un conmemorar
dignificante, rendir un verdadero tributo a los que ya partieron.

A nivel personal profesional me dedico a brindar capacitación a diferentes grupos e instituciones que dan formación o servicios a personas con cáncer entre otras
enfermedades, también a realizar diplomados con grupos multidisciplinarios y  particularmente apoyo individual y familiar para evitar o tratar duelos complicados.

 

  • 1